4. La Santísima Virgen María, estrella que guía hacia Jesús.

Ser cristiano es ser mariano, es reconocer que María conduce a Jesús. Juan Bautista de La Salle sobresalió en la devoción a la Santísima Virgen María. Sus escritos contienen pasajes hermosos a ella dedicados, e insistentes llamados para que cada uno de sus discípulos profese tierno amor a la Madre de su Señor, ya que ella es como la “estrella del mar que ilumina, guía y conduce al puerto”. Por ello es que sugiere recurrir a María, “ella los iluminará y les ayudará a conocer la voluntad de Dios para con ustedes” (Cfr. MF 164).

Conocer estos pensamientos ayudará a intuir el amor tan grande que el Santo de La Salle profesó a la Santísima Virgen María. Sus palabras y ejemplos son para todos, Hermanos y Seglares, luz en el camino, pues María sigue siendo la “Estrella” que guía y la “Reina y Madre de las Escuelas Cristianas”.

Imagen: Nuestra Señora de la Estrella


Galería 

 

 

Ir Arriba