Arg Parag LSFCincuenta años de la llegada de los Hermanos al Paraguay

Durante el mes de junio hemos celebrado los cincuenta años de la llegada de los Hermanos de La Salle al Paraguay y de la Escuela San Isidro Labrador.

Pozo Colorado fue donde comenzó esta historia, allá por 1968, con la llegada de los Hermanos Alberto Weber Filho y Alberto Molinero y la apertura de la escuela internado, fundada con el propósito de brindar servicio educativo a los niños y niñas de las familias que vivían dispersas en el extenso monte chaqueño.

Luego de muchos preparativos, este 12 de junio pasado la Escuela se pintó de colores para recibir a todos los visitantes que llegaron desde distintos lugares. Estuvieron presentes el H. Visitador, Martín Digilio, miembros del resto de las comunidades de Hermanos del Distrito Argentina-Paraguay, los Hermanos Aquilino Puebla y Marcelino Guijarro, de España, delegaciones de estudiantes y profesores de instituciones y obras educativas lasallanas de Argentina, autoridades nacionales y departamentales, miembros de centros educativos invitados del Chaco, bienhechores, exalumnos, familiares de alumnos y muchos amigos de la Escuela.

Tanto estudiantes como docentes trabajaron intensamente para que todos se sintieran como en su casa.

Una mención especial dentro de esta extensa lista de presentes es para los estudiantes 5º año, exalumnos y docentes del Colegio La Salle Buenos Aires que se sumaron a los festejos realizando una experiencia de voluntariado de una semana en la escuela. Participaron de actividades comunitarias con los niños, niñas y jóvenes de San Isidro Labrador haciendo vida el lema que nos anima este año "Cruzar fronteras, construir encuentros" y dimensionar el sentido de ser La Salle.

Los festejos continuaron el miércoles 13 de junio con una misa de Acción de Gracias en la Basílica de la ciudad de Caacupé y el jueves 14 con un festival organizado por la Escuela José María Bogarín - “La Salle Fátima”, de la Ciudad de Asunción.
Y así se celebró este cincuentenario: con nuestra memoria agradecida a Dios por la presencia providencial en estas tierras de quienes iniciaron la obra, por todo el camino andado durante estas cinco décadas y confiando en que su compañía dote con una mirada firme a quienes hoy continúan la tarea, que ayude a explicar y diagnosticar el presente y seguir construyendo el futuro de este sueño siempre desafiante.

La escuela San Isidro Labrador es un lugar abierto a toda la sociedad paraguaya y al resto del mundo. Aprovechamos esta ocasión para hacer un llamamiento y lanzar una invitación a todas las personas de buen corazón que crean y quieran apoyar el Derecho a la Educación de los niños, niñas y jóvenes chaqueños; para que se acerquen y participen de las diversas actividades.

¡San Isidro Labrador los espera con los brazos abiertos!

 


 

 

 

 

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba