Antillas Mexico Sur LSFA lo que nos dedicamos y de lo que vivimos, es un conjunto de condicionantes, provenientes de diversas esferas de la sociedad: como legislaciones, política, economía, instituciones, ubicación geográfica, entre otras, combinados con las relaciones de género.

La lucha en las relaciones de género ha tomado un papel importante en nuestra sociedad, sobre todo por lo que esto implica: los roles diferenciados, que culturalmente se han asignado tanto al hombre, como a la mujer; muchas veces limitando las actividades y habilidades que realiza la persona a simples acciones mecánicas y al cumplimiento de esquemas (Ballara & Parada, 2009).

El ideal, socialmente estructurado, para los papeles que nos corresponde interpretar son firmes y estrictos, al hombre le corresponde el trabajo rudo y proveer; mientras que a la mujer, criar hijos y cuidar el hogar; seamos sinceros, el que se cumplan cabalmente es sólo un sueño, la razón es simple, como decía Sor Juana: “sois la ocasión de lo mismo que culpáis” (2009).

La lucha inicia cuando nuestros sueños e ideales no empatan exactamente con lo ya establecido, generando miedo, que sabiéndolos manejar, se convierten en nuestros motores.

En el campo aún estos roles que hay que jugar son muy marcados, pero al momento de vivirlos son totalmente distintos; haciéndose aún más críticos con los fenómenos migratorios.

Cambiamos paradigmas y abrimos fronteras, al reconocer la igualdad de capacidades y a su vez, las características particulares de cada género, pasando de segmentar el trabajo a vivir una misión compartida. Así, como comunidad Lasallista, siendo agentes de cambio, nos esforzamos todos los días por contribuir al desarrollo comunitario en la Zona de las Altas Montañas del estado de Veracruz.

Un pensamiento rector, para la labor educativa del Hno. Rafa (Rafael Gasca Alva fsc), precursor y actual colaborador de la obra en Ayahualulco, Veracruz, México, es la importancia de formar a la mujer campesina, mencionando que -vamos a verlo por historia, …vivimos en un matriarcado… aunque no le demos la importancia… sobre todo aquí …las mamás se quedan solas con los chiquillos y tienen que atenderlos y sacarlos adelante, entonces yo hago mucho hincapié en eso, si nosotros formamos bien a la mujer, tendremos mejores seres humanos … y es mejor cuando compartimos la responsabilidad …-.

Balbina Méndez, colaboradora de la institución, dice que el beneficio más grande que ha recibido es la educación, “porque cuando yo estudié, muchos no estudiábamos, al menos yo estudié la secundaria, no sé por qué, ya que nos privatizaban más a las mujeres, que no teníamos que estudiar, que sólo era para casarse y tener hijos… Con las pláticas que daban los hermanos, los papás fueron recapacitando, ahora las mamás no pensamos igual, y a mi me gustaría que mis hijas, el día de mañana, terminaran la escuela, se prepararan, porque la vida es muy dura. Por medio de la educación nos han dado a conocer nuestros valores como personas y muchas cosas que no tendría palabras para describirlas… Yo me siento a gusto en lo que hago, es una oportunidad, donde estoy aprendiendo muchas cosas, procesamos la fruta que le compramos a la gente de la comunidad, no sabía que por trabajarla, aumentaba su valor… hay una señora que una vez me dijo: bendito sea Dios, porque ya tengo para comer. Hace poco se enfermó una de mis hijas y yo hubiera tenido que alejarme, para poder salir adelante. No tengo palabras. Agradezco a la institución, porque me regalaron dos libretas, porque no iba a estudiar, que a mi esposo le abrieron las puertas del trabajo, la educación de mis hijas y ahorita porque, gracias a Dios, ya llevo casi seis meses trabajando, cuando me dijeron que era temporal. Mientras tenga salud, espero poder seguir trabajando”.

 

Voluntario Jaime Eduardo Morales Cano

La Salle Ayahualulco

 

 

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba