2016 07 04 10.36.50Queridos lasallistas de la RELAL, reciban un saludo desde Líbano, en donde estamos el Hermano Miquel, marista, y un servidor, Andrés, lasallista. A julio de 2016 estamos trabajando en dos centros socioeducativos en el que un grupo de maestros les da las bases escolares para poder nivelarse e ir por primera vez o reintegrarse a la escuela: uno en Beirut con un grupo de 65 niños en su mayoría de origen iraquí, y otro en Saida (el Sidón bíblico) con un grupo de 120 niños en su mayoría sirios. Atendemos también niños libaneses y palestinos en necesidad. Hemos comenzado un proyecto de formación profesional para 10 jóvenes quienes por el momento reciben clases de inglés, y un curso de manicure y pedicure para 11 mamás de nuestros alumnos. Todo esto con la intención de acercarlos al centro y poderles ofrecer una formación integral a la familia también. Hemos de hecho ya encaminado el primer grupo de 31 niños a la escuela oficial, uno de nuestros objetivos principales. 

Independientemente de los números, que son pocos en comparación con la gran cantidad de personas que necesitan ayuda, la obra que Dios ha querido implementar en el Líbano, va avanzado a pasos firmes y más rápido de lo esperado. Sabemos también que una vida lo vale todo, y si tan sólo un niño hubiéramos ayudado, habría valido la pena el trabajo y esfuerzo. Pero no nos queremos conformar e iremos más allá, lo más que podamos. Dentro de este alcance está también la cercanía e interrelación que se ha propiciado no sólo entre las comunidades lasallistas y maristas, sino entre los jóvenes de nuestros colegios y la realidad de los niños y familias que han huido de la guerra. Tenemos un gran número de personas voluntarias y grupos que nos ayudan de muchas maneras: maestros, hermanos, scouts, familias, asociaciones laicas y religiosas (cristianas y musulmanas)… Todo esto nos hace palpar lo grande y bueno que es Dios.

La mano de la Providencia es evidente y vemos cómo, cuando se trata de atender a las necesidades más urgentes, Dios no se resiste para actuar con eficacia. La debilidad de Dios es la oración, y más cuando es tanta la gente que ora intercediendo por los más necesitados. Los niños, jóvenes y adultos que vienen aquí llegan felices y se van todavía más contentos, con la esperanza renovada, al recibir un trato cariñoso e incondicional.

Que la “pequeña gran respuesta” que intentamos dar a esta realidad, nos mueva a todos a actuar de acuerdo a la voluntad de Dios en donde vivimos nuestra Misión, sabiendo que no hacemos más que “lo que debemos hacer… no somos más que siervos inútiles” (Lc 17, 7-10), al servicio de nuestro Señor y Maestro. Ese Maestro -Jesús- que nos ama tanto y nos bendice permitiéndonos ayudarle en su Obra, en la cual su parámetro fue y sigue siendo ayudar de manera especial a los más necesitados.

Si gustan acompañarnos, sobre todo para ofrecer su oración e intenciones, pueden seguir algunas de nuestras actividades en: www.facebook.com/FratelliLibano, https://twitter.com/FratelliLibano y www.youtube.com/c/FratelliLibano.

Les comparto un excelente material, para leer, reflexionar y meditar individual o comunitariamente, sobre la crisis de refugiados que vivimos actualmente. Está hecho por un grupo de jóvenes religiosos (as) de España de diferentes congregaciones, entre ellos los maristas.

pdf file format symbol Estoy a tu puerta y llamo.pdf

 María, Reina de la Paz, ¡salva nuestro mundo! Danos paciencia, ¡pero date prisa! No te tardes, que son muchos los que sufren…

En unión de oraciones. Que Dios nos bendiga a todos,

Un abrazo con cariño.

Andrés Porras, fsc.

 

 

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba