inel 2018 webYa son 4 años de formación para nuevos educadores lasallanos...Esta vez fuimos cerca de 103 personas que estuvimos haciendo comunidad durante cinco días durante la tercera semana de febrero, en el Colegio Máximo, en San Miguel, Buenos Aires. En este INEL participaron educadores de todas nuestras obras edicativas y por primera vez se sumaron educadores delColegio La Inmaculada de Bahía Blanca, una nueva escuela asociada a la red La Salle de Argentian-Paraguay. Este primer encuentro es uno de los tres propuestos para educadores con menos de cinco años en las obras.

En esta semana estuvimos recorriendo nuestras experiencias personales y comunitarias que nos llevan a reconocernos y tensionarnos como educadores en escuelas de inspiración cristiana. Pudimos conocer el itinerario de nuestro fundador, sus opciones y fundamentos. Antes pudimos transitar la historia de nuestro Distrito,nuestros horizontes y compromisos distritales, a la luz de estos documentos comenzamos a reconocer cómo nos interpelan y hacen de nuestro empleo un ministerio en las escuelas. En esta línea, con la lectura del texto de Pastoral Educativa, y otros aportes sobre el educador y la comunidad docente en una escuela en pastoral, tuvimos mañanas y tardes bastantes fuertes de trabajo y de un rico compartir. Todo ello fue reflejado en plenarios donde se puso en común los aportes que reflejaron las diversas experiencias de los educadores.

Además pudimos compartir con nuestros hermanos de la RELAL (Región Latinoamericana Lasallista), Carlos Castañeda y Sergio Leal quienes forman parte de la Comunidad de Animación Regional junto al Hermano Consejero general Paulo Petry. Ellos nos situaron dentro de la gran comunidad del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y la Región, y nos ayudaron a comprender nuestra vida como educadores dentro de un universo que va más allá de nuestras escuelas, pero el cual, en palabras del H. Carlos Castañeda, no puede funcionar sin nuestro activo compromiso en las obras.

Estos días que pudimos transitar se hizo celebración y oración durante todas las noches y mañanas. Todo esto sumado a los momentos de encuentro fraternal que algunas obras se encargaron de animar al finalizar las jornadas, hicieron de esta experiencia, una semana de un compartir intenso, de mucha vida comunitaria bastante rica y corta; pero que generaron gran expectativa para los próximos encuentros a realizarse en junio y septiembre de este año. Seguiremos, eso sí, a través de la plataforma virtual propiciando más acompañamiento y encuentros locales.

Hno. Miguel Justiniano

 

 

 

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba