Agencia Fides
Última actualización: 21 Abril 2015

Las condiciones económicas y de pobreza en El Salvador son un factor agravante para la salud de los niños VIH-positivos, que a menudo no pueden seguir una terapia constante porque los familiares no pueden llevarlos a las estructuras sanitarias.

observatorio

El Hospital Pediátrico Benjamín Bloom está tratando a 323 niños con VIH. Según una recopilación de datos sobre los niños bajo curas del sistema de salud pública, creado por la “Fundación Inocencia” y UNICEF, el 41% de las familias de los niños afectados por el virus no tiene ni siquiera un ingreso equivalente al salario mínimo. Además, el 33% no tiene ninguna estabilidad laboral y en consecuencia económica.

La alimentación es otro factor que afecta a la salud de estos niños: el 37% de las familias que participan en el estudio han declarado que no tienen acceso a los alimentos básicos. Además, la situación de algunos de ellos se ve agravada por el abandono por parte de sus padres o familiares.

Los pequeños seropositivos no tienen acceso a las áreas de juego, o aulas de informática u otros lugares educativos y siguen estando marginados en las mismas escuelas o comunidades. Es necesario realizar un monitoreo permanente para garantizar su cuidado y que los padres sean ayudados económicamente.

San Salvador es el departamento que tiene el mayor número de contagios, 120 niños con el VIH, mientras Morazán es el que tiene el menor número.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

signo2 Logo IALU     3 bice4 iila  5 logo esperanza web  6 logo observatorio web logo car  7 CLAR

Ir Arriba